Neuroarquitectura: ¿Cómo afecta la arquitectura tus emociones?

Neuroarquitectura portada

La Neuroarquitectura es un término relativamente reciente con un concepto que para muchos es una realidad innegable. Las edificaciones e incluso ciudades pueden llegar a afectar negativa o positivamente nuestro estado de ánimo y bienestar.

Actualmente sabemos que células especializadas que se encuentran en el hipocampo del cerebro se sintonizan con las formas, geometría y disposición de espacios en los cuales habitamos.

Neuroarquitectura: ¿Cómo afecta la arquitectura tus emociones?

Neuroarquitectura.

Según estudios aproximadamente el 90% de nuestras vidas discurre en estructuras realizadas por el hombre. Dichas estructuras y entornos, generan en el ser humano una serie de estímulos que son percibidos por los sentidos. Estos estimulos activan el sistema límbico del cerebro generando en nosotros emociones.

Las emociones pueden generar cierto confort y bienestar, y esa actividad emocional es posible medirla gracias a herramientas de neurotecnología.

Esto es sumamente importante, ya que al combinar la arquitectura y la neurociencia, es posible crear proyectos y espacios que generen emociones positivas en los clientes, y les haga sentir entusiasmados y satisfechos.

Hoy por hoy, muchos de los estudios que involucran a los seres humanos están muy conectados. Basándonos en esto, es importante aclarar lo que significa el prefijo “Neuro”. De esta forma se puede explicar mejor la relación que hay entre la neurociencia y el diseño arquitectónico.

La neurociencia y sus objetivos.

Neuroarquitectura.

Se trata de una disciplina que se centra en cómo los humanos se comportan en diferentes entornos y cómo responden a diferentes estímulos. El enfoque es meramente científico y sirve como base para otros campos interesantes como la robótica, el marketing o la programación.

Los estudios basados en neurociencia y gracias a los estudios psicológicos, se tiene una mejor idea del tipo de ambientes que las personas les gusta o encuentran estimulantes. Es allí donde la arquitectura puede influir en nuestra vida diaria y surge el término Neuroarquitectura que establece la relación entre los espacios y nuestras emociones.

Embodied Account of Architecture.

Neuroarquitectura.

El enfoque actual está muy centrado en la conexión entre una edificación y la persona que lo disfruta. En pocas palabras, nuestros pensamientos, percepción y emociones dependen y se moldean por la interacción que tenemos con el entorno.

Eso quiere decir que es posible percibir el espacio a través de la acción, gracias a que nuestro cerebro cuenta con mecanismos de simulación incorporada.

Por ejemplo, si ves un objeto manipulable, eso puede conducir a la simulación de una acción de agarre. Lo mismo sucede cuando vemos a otra persona realizar una acción o experimentar alguna emoción o sensación, lo que de inmediato activa en nuestra mente la sensación como si estuviéramos experimentando o haciendo lo mismo.

Ese mecanismo de simulación incorporada en nuestro maravilloso cerebro, es un medio para conectarnos con el mundo que nos rodea y es allí donde los diseños arquitectónicos pueden influir.

Neuroarquitectura: Experimentando la arquitectura.

Neuroarquitectura.

Algunos estudios han analizado muy bien como las personas pueden llegar a experimentar aspectos específicos del espacio. Por ejemplo, las habitaciones que cuentan con líneas curvas, habitaciones abiertas o techos muy altos se percibían mucho más hermosas.

Puesto que los espacios curvilíneos han sido considerados más agradables y activaron áreas implicadas en el procesamiento emocional, es muy probable que los contornos curvilíneos se basen en el afecto. No obstante, se necesitan realizar experimentos más controlados para llegar a tales conclusiones.

Hasta el momento, la mayoría de las investigaciones se han enfocado principalmente en el dominio visual. Sin embargo, no se han ignorado otros sentidos, ya que las sensaciones olfativas, táctiles o acústicas forman parte integral de cómo una persona puede llegar a experimentar los espacios.

Un ejemplo de esto son los exóticos aromas en un spa que pueden generar toda una sensación y atmósfera relajante. Lo mismo sucede con una alfombra de friso que puede llegar a producir la sensación de comodidad y refugio o un piso elegante de piedra transmite la sensación de estar en un lugar oficial y solemne.

El gran éxito de la Neuroarquitectura.

Neuroarquitectura.

Como hemos mencionado anteriormente, la neuroarquitectura busca explorar la relación entre el diseño arquitectónico y la neurociencia.

Buscar observar el nivel de respuesta humano al entorno, basado en la premisa de que el elemento artificial que ha sido diseñado, puede tener un impacto significativo en el cerebro y el sistema nervioso.

Basado en esta relación, se pueden elaborar edificaciones como casas muy modernas que consigan tener espacios estimulantes a nivel emocional.

Quizá también te interese:

El mercado inmobiliario en Marbella en 2021 y sus grandes expectativas.

Recomendaciones para pasar el otoño en Marbella.

Marbella: la ciudad para ricos y famosos.

Comprar una casa en Marbella es hoy más económico. Descubre las razones.

¿Qué hacer en Marbella tras el fin del Covid-19?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.